Regresar a la página principal
Índice

Pifias sobre José Martí

Las acuciosas investigaciones sobre la vida del Apóstol realizadas por Luis García Pascual, fructificadas en varios libros, le permitieron descubrir numerosos errores históricos que considera oportuno aclarar.

Luis Hernández Serrano

"El amor que siento por nuestra historia y por el Apóstol, me hacen luchar por aclarar los errores que aparecen en torno a él, a sus familiares y a personas a quien profesó amistad", dice uno de los estudiosos martianos y autor de varias obras importantes referidas a la vida del Maestro.

Él llama a esos errores "pifias en las obras del ámbito martiano" y nos muestra un documento donde los menciona con lujo de detalles.

Este hombre puede hablar con propiedad de tales "pifias" y, como es martiano "en la piel", según nos confiesa, quiere que "la verdad precisa y justa brote a la luz".

García Pascual no es un improvisado en la materia. Nació en Marianao, el 17 de febrero de 1922, cumplirá dentro de poco 83 años, de los cuales "he dedicado buena parte a profundizar en la obra martiana y a hacerlo con amor, consideración y respeto".

Declara que le duelen las imprecisiones históricas en general, por el conocimiento del tema que debe tener el propio pueblo y la juventud en particular, pero sobre todo si esos errores tienen que ver con Martí o los suyos.

-Háblenos de las "pifias"...

-Las hay en lugares públicos, en exteriores. En uno de los bajorrelieves del monumento al general Calixto García, en Malecón y Avenida de los Presidentes, en el Vedado, se aprecia a Martí, rodeado de varios cubanos y un texto que expresa: "1879. Calixto García en Nueva York en conferencia con José Martí y el venerable patriota don Francisco Lamadrid, presidente del Club Revolucionario". Sin embargo, el Apóstol llegó a esa ciudad en el vapor Le France, procedente de El Havre, Francia, el 3 de enero de 1880.

"En una tarja que se erige en la fachada del Liceo de Guanabacoa, en Ciudad de La Habana, dice: 'José Martí. Siendo secretario de la Sección de Literatura de este Liceo, pronunció su primer discurso en Cuba el 21 de enero de 1879, ante el féretro del poeta y dramaturgo Alfredo Torroella, tributo del pueblo de Guanabacoa en el centenario. 21 de enero de 1979'. En cambio, conocemos por el periódico La Patria, de La Habana, fechado el 24 de enero que el día exacto fue el 22. Además, en el archivo de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Guanabacoa, según se notifica en el Libro de Defunciones, la inhumación se produjo el día 22 de enero, momento en el que Martí pronunció su oración fúnebre.

"También hay errores en dos bustos de personas cercanas al Apóstol. En el del general Enrique Collazo y Tejada, ubicado en las calles Línea y N , en el Vedado, equivocaron su segundo apellido por Tejeda, y su fecha de nacimiento es el día 28, y no el 20, como allí se observa. Así lo registra su partida bautismal que se conserva en el archivo de la Catedral de Santiago de Cuba.

"En el busto del patriota Manuel de la Cruz, en el Paseo del Prado y la calle Neptuno, en La Habana Vieja, leemos que '(...) tomó parte principalísima en la preparación de la Guerra de Independencia; y cuando sonó la hora del deber, corrió a ocupar su puesto y ofrendó su existencia'. De esto se infiere que murió peleando en la guerra. Sin embargo, al estallar la contienda libertadora el 24 de febrero de 1895, partió para Nueva York, donde continuó trabajando por la emancipación de su patria, y al año siguiente, el 19 de febrero de 1896, falleció en aquella ciudad.

"En la placa que se encuentra en la Avenida de Carlos III y calle Oquendo, en Ciudad de La Habana, en homenaje al doctor Juan Santos Fernández y Hernández, Padre de la Oftalmología Cubana, gran amigo de Martí y uno de los pocos a quien trató de 'tú'. Aparece su fecha de nacimiento como en 1847, pero su partida bautismal, conservada en la Parroquia de San Francisco de Paula, consigna que fue en Alacranes, Matanzas, el 22 de julio de 1848".

-¿Y errores en publicaciones?

-Blanche Zacharie en cierta ocasión publicó que don Mariano, el padre de Martí, le había dicho que su hijo Pepe había nacido en La Cabaña, pero la que nació allí fue su hija Leonor, ya que su partida bautismal no aparece en ninguna de las parroquias habaneras.

"Yo hallé una copia expedida por el presbítero Tomás Sala Figuerola, teniente capellán del Regimiento al que pertenecía don Mariano, que se conserva en el expediente matrimonial de Leonor Martí. Dicho sacerdote, por ser militar, poseía autoridad para bautizar en cualquier parroquia, y tenía la costumbre de asentar en un libro que él llevaba a su cargo, los bautizos que realizaba.

"Esa es la razón por la que Martí tiene dos partidas bautismales, la de la Parroquia del Santo Ángel Custodio de La Habana, y la expedida por el presbítero Sala. Esta última fue la que presentó en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana, cuando ingresó en él, como era costumbre.

"Esta partida y la de Leonor, su hermana, que citamos, fueron expedidas el día 30 de junio de 1856, lo que nos hace suponer que don Mariano las solicitó, como precaución, poco antes de embarcar con la familia para España, lo que realizó días después. Si hubiera nacido en La Cabaña, no tendría que estar nuevamente registrado en el Santo Ángel, como en el caso de su hermana Leonor, cuyo bautismo solo aparece en el citado libro del capellán".

-Me hablaba de un célebre banquete...

-Sí. Hemos observado en reiteradas ocasiones que se habla de que el notable escritor y periodista camagüeyano Adolfo Márquez Sterling, participó en un banquete al que varios amigos lo invitaron en los altos de El Louvre, en La Habana, el 21 de abril de 1879, pero no fue así. Hemos comprobado lo contrario por una crónica del periódico El Triunfo del siguiente día, referida al acto donde se expresa que fueron "atentamente invitados por el Señor Adolfo Márquez Sterling".

"En las palabras finales del brindis, Martí comentó: 'Saludamos con íntimo cariño al brillante escritor que nos reúne (...)', lo cual confirma nuestro criterio de que el periodista fue quien le ofreció el banquete a sus amigos.

"Aprovecho también para decir que se hace referencia a las relaciones de Martí con el excelente pintor santiaguero Guillermo Collazo y Tejada y se cambia el nombre de ese artista por el de su hermano Tomás".

-¿Existen otros errores que desee aclarar?

-Sí, en una biografía sobre Leonor Pérez y Cabrera, hay pifias de envergadura. En la página 126 aparece un supuesto retrato de doña Leonor, pero no es ella. Equivocadamente la publicó Raúl García Martí, su nieto. Tal error fue aclarado hace más de medio siglo por el historiador martiano Arturo R. de Carricarte y por Gonzalo de Quesada y Miranda. El retrato es de Manuela Martí y Picazo, hija de Antonio Martí y Navarro, hermano de don Mariano.

"Esta prima hermana de Martí nació en Madruga, en 1836 y falleció el 22 de abril de 1867. Una de sus hijas, Dolores, fue la abuela de Lidia Celia Landa, quien hace años desempeñó la subdirección de la Fragua Martiana.

"En la página 147 se dice que Martí llevaba 'permanentemente' en su bolsillo el grillete que le impusieron en la cárcel. Es difícil imaginarlo, sin una recia complexión física y más aún, de ligeros movimientos en su andar, recorriendo las calles de Nueva York, llevando consigo en su bolsillo cuatro eslabones de hierro macizo de ocho pulgadas cada uno.

"En la página 292 se cambia la fecha de nacimiento del hijo del Maestro, tomando como dato oficial el día 27, cuando lo cierto es que fue el 22 de noviembre de 1878.

"En la 152 sitúa a Martí en Nueva York pronunciando un discurso en 1877, en el Masonic Temple, cuando hemos dicho anteriormente que el Apóstol llegó a esa ciudad en 1880. También altera en la página 197 el apellido del buen amigo de Martí y ex compañero de presidio, Miguel Fernández y Ledesma, apellidándolo Céspedes, y varias cartas aparecen con las fechas erróneas. Y en la 299 leemos que los restos de doña Leonor fueron trasladados para el panteón del Ejército Libertador de Cuba en el cementerio de Colón y no es así, sino en el panteón de los Emigrados, donde aún reposan".

-¿Cuál fue su primera investigación martiana?

-Compilar escritos de Martí que no aparecían en las Obras Completas. Los busqué en periódicos y revistas, incluso hallé documentos inéditos. Reuní 300 páginas que comprendían, además, unas 120 cartas desconocidas. Todo se lo dí a Gonzalo de Quesada y Miranda. Lo publicó en el Tomo 28 y me menciona por ese aporte. A continuación investigué las fechas de sus cartas que no las tenían y publiqué los cinco tomos del Epistolario, unas 500 misivas, 200 de ellas con el día exacto de la misiva.

"Después hice una cronología de más de 600 fechas vinculadas con la vida del Maestro. Cintio Vitier la publicó en un Anuario de la Sala Martí de la Biblioteca Nacional, cuando aún no se había creado el Centro de Estudios Martianos (CEM). También ordené por fechas las cartas que él recibió: Destinatario José Martí, de la Editorial Abril, más de 300.

"Como me fui familiarizando con las amistades y familiares de Martí, hice 410 fichas biográficas breves de la familia suya y sus amigos más allegados y colaboradores. Así nació Entorno martiano. De ellas más de la mitad tienen como fuente sus partidas bautismales".

-¿Considera que esas obras tuvieron buena acogida?

-El Espistolario y Destinatario... fueron premiados por la Academia de Ciencias de Cuba; y Entorno martiano por la Unión de Historiadores de Cuba.

-¿En qué nuevos proyectos trabaja?

-Estoy terminando otro libro: José Martí, documentos familiares. Reúne todo lo relacionado con su familia y amigos íntimos.

-¿Alguna otra novedad?

-Sí, Destinatario... se reeditará para la próxima Feria del Libro de La Habana. Pero lo principal es que se enmienden las "pifias" de que les he hablado.

Relación de notas.

Fuente: http://www.jrebelde.cubaweb.cu/2004/octubre-diciembre/nov-11/pifias.html Subir
Índice